Inicio / Fiestas /

Fiestas

 

Al igual que en algunos pueblos cercanos y otros lugares de España las tradiciones de los festejos populares hunden sus raíces en las diversas celebraciones relacionadas con el mundo romano y el calendario agrícola con sus ritos ancestrales. Fiestas que a lo largo del tiempo fueron siendo asimiladas por la Iglesia Católica otorgándolas un carácter cristiano.

Así mismo, desde la antigüedad, las epidemias de enfermedades y plagas terminaron afectando al comportamiento de una sociedad basado en los diversos santos protectores. La fusión de todo ello y de otros acontecimientos históricos llevaron al progresivo arraigo que siguen teniendo en la sociedad actual nuestras fiestas y tradiciones, que tienen su razón de ser desde el momento y lugar en el que fueron concebidas.

Basadas en diferentes sucesos históricos, leyendas y costumbres, el municipio de Marchamalo celebra diversas fiestas tradicionales a lo largo del año, mientras que otras se han ido perdiendo a lo largo del tiempo. Aquí pasamos a dar cuenta de su origen y características:

 

Domingo de Ramos (variable)

Se conmemora la entrada de Jesús en Jerusalem, al igual que en otros lugares del mundo cristiano, pero con particular arraigo entre los marchamaleros. En Marchamalo se procede a la Bendición de Ramos durante la misa que tiene lugar ese día, realizada generalmente con las ramas de un olivo que, una vez bendecidas, se colocan en ventanas y balcones como símbolo protector.

Durante todo el día es costumbre ancestral salir al campo a comer la tortilla junto unos panecillos especiales que se elaboran en las distintas panaderías del municipio, recordando una de los símbolos de Marchamalo, la elaboración del pan. El lugar tradicional es la pradera de la Casa del Moro, paraje preterido por los marchamaleros desde hace siglos para esta celebración, del que se regresaba entonando canciones y coplas.

 


 

Semana Santa (variable)

Durante el jueves y el viernes se celebran procesiones que datan siglo XVII, recorriendo las calles que en el pasado formaban los cuatro barrios históricos de Marchamalo. Las imágenes del Santísimo Cristo de la Esperanza y la Virgen de la Soledad, junto con el paso del Santo Sepulcro, son sacadas en procesión dentro de los actos relacionados con la Pasión de Jesucristo.

Además de esta antigua costumbre, durante la última década se ha venido celebrando una escenificación de los que fuera la Pasión con figurantes locales que representan los diferentes capítulos de este relato evangélico. Este evento de carácter religioso, social y cultural ha sido reconocido a lo largo del tiempo recibiendo premios y cientos de visitantes, además de su reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Provincial.

 

> Más sobre la Semana Santa en Marchamalo

 


 

Plantación del Mayo (30 de abril)

Con la llegada del mes de mayo se produce culto a la vegetación y al amor, uno de los ritos de origen pagano, posteriormente adoptados por el cristianismo. La consecuencia es lo que conocemos como la plantada del árbol del mayo, un chopo de gran altura al que solamente se le dejan las ramas de la copa, las cuales se adornan con banderas y cintas de colores. A continuación de cantaban canciones de amor y de ronda.

Es una fiesta de reciente celebración, aunque en Marchamalo, hace ya un siglo, existía la conocida como Fiesta del Árbol.

  


  

Fiestas Patronales (primer fin de semana de mayo)

Se celebran en torno a la figura del patrón de la localidad, el Santo Cristo de la Esperanza, conocido popularmente como ‘El Gallardo’, lo que da origen a uno de los gentilicios por el que se conoce a los habitantes de Marchamalo. Es la fiesta más importante y más arraigada de la localidad, con más de 700 años de tradición.

Las procesiones del Santo Cristo y la tradicional subasta de su Hermandad, cuya existencia enraíza con la creación de las cofradías en el medievo, son algunos de los actos centrales de la fiesta, que se mezclan con otros populares en torno a la preparación de los tradicionales bollos de Marchamalo y la limonada y, más recientemente, una amplia presencia de actos lúdicos y culturales que se prolongan durante cuatro días completos.

 

> Más sobre las Fiestas Patronales

  


  

San Isidro Labrador (15 de mayo)

Santo madrileño y humilde agricultor nacido en Torrelaguna, esposo de Santa María de la Cabeza. Murió en el año 973.

A este santo, debido a su profesión, le tienen por patrono los labradores, agricultores y ganaderos de Marchamalo, quienes celebran este día desde el siglo XIX. Siempre se consideró una prolongación de las Fiestas Patronales, participando la mayoría de los vecinos como recordatorio de los dos siglos anteriores, donde la agricultura era la actividad principal entre los marchamaleros.

Se celebra la Procesión de la Bendición de Campos, en la que la imagen de San Isidro que alberga la Iglesia de la Santa Cruz recorre el pueblo hasta llegar a las tierras de cultivo que aún rodean Marchamalo, se ofrecen bollos de Marchamalo y limonada, para finalizar con baile en la Plaza Mayor.

 


 

Corpus Christi (variable)

Última fiesta del calendario ligada a la Pasión de Jesucristo, fijada el día de la Pascua de Resurrección. La celebración en honor del Santísimo Sacramento estuvo muy arraigada desde la antigüedad y puede considerarse como una de las fiestas con más tradición de Marchamalo. En el siglo XVIII contaba con una Cofradía, llamada del mismo modo, siendo de las más antiguas tradiciones marchamaleras junto a la desaparecida celebración de Santa Águeda y la fiesta patronal del Santo Cristo de la Esperanza. Su origen se remonta al siglo XIII, siendo indeterminado el comienzo de su celebración en Marchamalo.

La costumbre de instalar los altares ha llegado hasta nuestros días como una tradición secular que se ha venido repitiendo desde muy atrás en algunas viviendas y plazas, engalanados con bordados, cintas y dibujos realizados en el suelo con varios colores, artísticamente distribuidos. También se cubrían balcones y ventanas con mantones, esparciendo junto a los altares plantas aromáticas, en especial cantueso o pétalos de rosa para perfumar y purificar los lugares por donde pasa la Custodia.

 


 

Fiestas Taurinas (tercera semana de agosto)

Se trata de unas fiestas profanas que se vienen celebrando desde el siglo XIX con continuidad, aunque hunden sus raíces en el siglo XVIII. Las concurridas capeas taurinas, donde el toro, animal totémico ligado a la Península Ibérica y después introducido en América, ocupa un símbolo especial que reúne y convoca la fiesta en su expresión máxima.

Los festejos populares taurinos gozan de especial predicamento entre los marchamaleros, que con el paso del tiempo han trasformado aquellas capeas celebradas en artesanales plazas de carros, construidas en la Plaza Mayor, a novilladas y corridas de toros revestidas de la seriedad requerida pero no exentas de las celebraciones que deben acompañar estos espectáculos.

Así, la Feria Taurina de Marchamalo fue sumando días de celebración, siendo actualmente cuatro, en el que se agrupan una gran cantidad de actividades mucho más allá de lo que tiene que ver con el mundo del toro, con encuentros musicales, culturales, lúdicos y deportivos surgidos de la iniciativa popular de los marchamaleros, lo que lleva a que el ambiente festivo se prolongue hasta una semana completa.

 

> Más sobre la Feria Taurina de Marchamalo

 


 

Navidad y Noche de Reyes (25 de diciembre y 5 de enero)

La celebración de la Navidad en Marchamalo hunde sus raíces en los orígenes primigenios del cristianismo, aunque las actividades públicas y populares más reconocibles datan de las últimas décadas, durante las cuales los actos culturales y lúdicos promocionados por los marchamaleros han ido creciendo y multiplicándose.

Cabe destacar la Cabalgada de Reyes que se celebra la noche previa a la festividad de Reyes, tradición profundamente española que conmemora la llegada de los Tres Sabios de Oriente al Portal de Belén. La desinteresada e intensa participación de los marchamaleros en la conmemoración de esta actividad la ha convertido en un importante reclamo cultural y tradicional.

0415.jpg